Alojándose con HomeExchange en el corazón de Catania

Cuando visité la ciudad de Catania en Sicilia, quise emplear el sistema de intercambio de casas que ofrece HomeExchange para disfrutar de una experiencia plena del lugar. Ya había utilizado este sistema anteriormente en Barcelona y Madrid, por lo que no dudé ni un segundo en repetir la experiencia y no podría haber salido mejor.

El salón principal de la casa

Hoy en día el sistema del intercambio de casas a través de este portal HomeExchange es muy cómodo:

-Eliges el destino

-Contactas con el afitrión

-Acuerdas intercambiar puntos o casa.

En mi caso elegí ofrecer guestpoints para el alojamiento y así cubrir con ellos el alojamiento.

Ahora mismo el portal ofrece una suscripción anual de 130€ que te permite realizar intercambios ilimitados durante 12 meses, así que si viajáis a menudo está muy bien.

Los puntos que obtienes en el portal se consiguen ya sea por registro, el subir tu casa para intercambiar, etc. Hay muchas formas de conseguir más puntos pero principalmente se consiguen alojando a invitados en tu casa.

Así pues, en mi caso elegí una casa en pleno centro de Catania, en una zona llena de restaurantes y donde se podía llegar a pie a la avenida comercial principal muy cerca de los puntos de interés, aunque de por si esta ciudad de Sicilia es muy accesible para recorrérsela a pie.

Nuestro anfitrión fue encantador desde el principio, dándome su móvil para comunicarnos vía WhatsApp, incluso nos ayudó para que un amigo nos recogiera en el aeropuerto y nos llevara a la vuelta.

Además, por si fuera poco, nos recibió en su propia casa que estaba puerta con puerta a la casa que dejaba porque en ese momento aún estaba ocupada. Pudimos dejar las maletas en su casa, nos ofreció café y pastas, nos ofreció mapas e indicaciones, además de recomendarnos lugares para probar los platos típicos de la zona.

Siempre se ofrecía para que le contactáramos en cualquier momento si había algún problema o necesitábamos algo, por ejemplo se acabo el gas una mañana, y al avisarle por la noche ya estaba cambiado.

La casa era estupenda, y sigo sorprendida que alguien deje así una casa solo por puntos y no obtener beneficio económico. Nos había dejado botellas de agua, cafés, infusiones, galletas. ¡Increíble!

Me encanta poder estar en una casa que te permita tener la independencia que a veces buscas cuando vas de viaje. Es una forma de viajar diferente y la verdad que es toda una experiencia.

No me canso de recomendar este sistema de alojamiento, por lo menos para probarlo de vez en cuando. No siempre va a salir bien, hay anfitriones y anfitriones, casas y casas. Pero de vez en cuando tienes esa suerte de encontrarte con una joyita, y ¡ojalá repetir!

Deja un comentario

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar